Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más información

Últimas noticias

Aquí podrá visualizar las últimas noticias relacionadas con el sector funerario

08 AGOSTO 2020

Covid-19: Funeraria de Sudáfrica utiliza contenedor de productos refrigerados como depósito de cadáveres


offline

Detrás de la funeraria de Monageng Legae en el municipio sudafricano de Soweto a 24 km de Johannesburgo -ciudad más grande de Sudáfrica y capital de la provincia de Gauteng- se encuentra un contenedor para productos refrigerados que se utiliza para almacenar cadáveres.

La empresas funerarias Sopema Funerals de Legae ha tomado tales medidas para hacer frente a la afluencia de fallecidos en sus morgues a medida que los casos de coronavirus en Sudáfrica superan el medio millón, con muertes que superan las 9.000 victimas.

Rodeado de ataúdes en su sala de exposición y con una máscara protectora y visera, Legae dijo a Reuters que manejó 85 funerales en junio y 75 en julio, en comparación con 30 al mes esta vez el año pasado.

El costo del contenedor, junto con los desembolsos en un área de espera al aire libre temporal, más personal y un turno de noche adicional, han ayudado a eliminar ingresos adicionales.

Legae dijo que el gobierno debería hacer más por las funerarias bajo presión. «La gente olvida que esta industria en realidad está desempeñando un papel fundamental».

Los directores de funerarias dicen que más allá del aumento en las muertes por COVID-19, la enfermedad asociada con el coronavirus, tienen que hacer frente a la escasez de ataúdes y las demoras en la emisión de certificados de defunción.

Los datos mostraron en julio que Sudáfrica tuvo un 59 por ciento más de muertes de lo que normalmente se esperaría entre principios de mayo y mediados de julio, lo que sugiere que más personas estaban muriendo de COVID-19 de lo que muestran las cifras oficiales.

En medio de la confusión, las funerarias no siempre pueden equilibrar las regulaciones estrictas con la sensibilidad esperada: ha habido informes en los medios locales de que los cuerpos equivocados están siendo enterrados.

Stephen Fonseca, asesor forense regional para África en el Comité Internacional de la Cruz Roja, dijo que la experiencia de Sudáfrica debería servir de advertencia para otras naciones, ya que los casos del continente se acercan al millón.

'Una vez que un país se enfrenta a un aumento de COVID-19, es demasiado tarde para planificar cómo manejar las bajas masivas de una manera que sea segura para los manipuladores del cuerpo y digna para las familias de los fallecidos', dijo.

Incluso Avbob, el mayor proveedor de servicios funerarios del país por participación de mercado que se estableció durante la pandemia de influenza española de 1918, ha tenido que hacer cambios para hacer frente al COVID-19.