Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más información

Últimas noticias

Aquí podrá visualizar las últimas noticias relacionadas con el sector funerario

28 MARZO 2020

El sector funerario de Cataluña lamenta las medidas de intervención de la Generalitat


offline

La Asociación de Empresas de Servicios Funerarios de Cataluña, Asfuncat,ha emitido un comunicado donde lamenta que la Generalitat de Cataluña anuncie un real decreto de medidas mortuorias sin preaviso con las funerarias de Cataluña, y más, teniendo en cuenta la relación permanente que estamos manteniendo con todas las autoridades ante la situación actual donde se intercambia la información de forma constante.

En estos momentos, las empresas funerarias están asegurando la prestación del servicio de forma continua y universal, como ya prevé la Ley de Servicios Funerarios de Cataluña, tomando todas las medidas para garantizar la máxima seguridad.

Esto es posible gracias al sobreesfuerzo que están llevando a cabo, tanto en el ámbito de personal, como de recursos materiales, trabajando con tenacidad a pesar de la falta de equipos de seguridad y de los medios necesarios para llevar a cabo el servicio con garantías y seguridad.

La situación es crítica y, a pesar de las repetidas peticiones a la administración de abastecimiento de este tipo de material, no se ha obtenido la respuesta necesaria para hacerles frente.

Tampoco han tenido acogida otras peticiones de recomendaciones a la ciudadanía con relación a los servicios funerarios, alegando falta de competencias en la situación actual de Estado de Alerta. Las empresas funerarias de Cataluña, de forma responsable, honesta y plenamente conscientes de la prestación del servicio que están ofreciendo, han adoptado todas las medidas posibles para garantizar la continuidad del servicio de forma segura y evitar, así, un colapso en el ámbito funerario.